Deficit de Autoestima y Frustración

Descripción

Nuestra autoestima va desarrollándose en los primeros años de vida con el trato, el cariño y la educación que recibimos y continúa conformándose y oscilando de por vida con las experiencias vitales.

El déficit de autoestima se produce cuando no somos capaces de avanzar y cubrir nuestras necesidades fundamentales para vivir y ser felices en cualquier etapa de la vida. Esta incapacidad sostenida genera sufrimiento y frustración ante las carencias que persisten y de este proceso va surgiendo la convicción de nuestras limitaciones y dificultades para vivir bien y ser felices.

La autoestima, cuando es elevada, tiene una función de auto protección permitiéndonos combatir la adversidad y reduciendo el sufrimiento que conlleva. Sus frutos son un profundo respeto por nuestra persona, un trato amable y afectuoso y una confianza estable en nuestra capacidad para vivir. Cuando es deficitaria, tiene un efecto de freno y se asemeja a una mochila que cargamos a las espaldas limitando nuestro avance y nuestras fuerzas para crecer, superar obstáculos y ser felices.

Síntomas

Con respecto a sí mismos

  • Muy críticos.
  • Auto exigencia excesiva.
  • Actitud perfeccionista.
  • Temor excesivo a cometer errores.
  • Inseguridad en tomar decisiones.
  • Muy sensibles a la crítica.
  • Sentimiento de culpa patológico.
  • Estado de ánimo triste.
  • Actitud de perdedor.

 

Con respecto a los demás

  • Constante necesidad de llamar la atención.
  • Actitud retraída y poco sociable.
  • Necesidad continua de agradar a los demás.
  • Necesidad imperiosa de aprobación.
  • Exigentes y críticos.

 

Con respecto a la interpretación de la realidad

  • Focalizan en lo negativo.
  • Descalificación de experiencias positivas.
  • Personalizan las situaciones atribuyendo a sí mismos la responsabilidad de lo ocurrido.
  • Pensamiento dicotómico (todo o nada).
  • Generalización.
  • Adivinación del pensamiento.
  • Uso frecuente de “debería…”.
  • Ponen etiquetas.
  • Magnificación de lo negativo y minimización de lo positivo.
  • Razonamiento emocional.

Tratamiento

Empleando nuestra relación personal como instrumento principal, y desde el diálogo, te iré conduciendo hacia una mejor relación contigo mism@. Tras conocer tus circunstancias personales y tus áreas de dificultad, te iré ayudando a comprender tus circunstancias con mayor profundidad y a hacerlas frente con más eficacia. Tus problemas o dificultades específicos y las situaciones concretas cotidianas donde se presenten ocuparán un primer lugar entre las metas a alcanzar. Tus creencias sobre la valía humana y tu percepción de ti mism@ serán nuestro material de trabajo. Tu diálogo interno será un lugar donde irás aprendiendo a escucharte reconduciendo este parloteo hacia un pensamiento provechoso y objetivo. A continuación describo algunas técnicas y estrategias que puedo emplear en este tratamiento.

En el tratamiento del déficit de autoestima trabajaremos del siguiente modo:

  • Emplearé una técnica llamada reestructuración cognitiva que consiste en reconocer los pensamientos negativos automáticos y sustituirlos por otros más realistas, concretos, claros y objetivos.
  • Te enseñaré a premiarte con frases internas cada vez que realices una conducta positiva, adecuada y deseable.
  • Te enseñaré a modificar tu estilo atribucional que es aquel mediante el que estableces asociaciones de causa y responsabilidad a los sucesos en los que tú participas.
  • Te ayudaré a enfrentarte a situaciones conflictivas y a defender tus Derechos Humanos Básicos.
  • Te enseñaré una técnica para solucionar problemas eficazmente.
  • Trabajaremos con el desarrollo de tu inteligencia emocional.
    • Explicándote las diferentes emociones su función y sus cualidades.
    • Enseñándote a parar, respirar y calmar tus emociones para reconocerlas y comprenderlas antes de actuar.
    • Entrenándote para reconocer estas emociones en los demás y actuar en consecuencia.
    • Instruyéndote para gestionar tus propias emociones adecuada y eficazmente. Algunos ejemplos son:
      • Detectar la ira propia y reconducirla calmándonos.
      • Desarmar la ira ajena.
      • Reconocer el miedo y la ansiedad y calmarnos.
      • Reconocer la tristeza aceptarla y actuar eficazmente.
      • Alentar el entusiasmo y mantenerlo.
      • Tolerar la frustración ante las tareas difíciles y resistir avanzando hacia nuestra meta.
      • Sostener la esperanza y el esfuerzo bien dirigido.
  • Aprenderás las siguientes habilidades sociales.
    • Comunicación asertiva.
    • Poner límites y decir “no”.
    • Hacer críticas y recibirlas.
    • Discutir y defender opiniones e ideas con respeto.
    • Elogiar lo que apreciamos.
    • Iniciar conversaciones y terminarlas.
    • Defenderse de insultos, burlas y malos tratos.

 

Contactame

¿Tienes problemas de Autoestima?

No dudes en contactarme para tratar tus problemas de Autoestima
Contactame

Temas Relacionados:

Ansiedad y Depresión