Síntomas de Ansiedad, Miedos y Fobias

Descripción

La ansiedad es una fuerte activación fisiológica con sensación de peligro y respuesta de evitación o de huida, pensamientos catastróficos y comprensión de que el peligro no es real.

El miedo es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia que actúa para advertirnos de un posible peligro para nuestra vida. Hay dos categorías: miedos innatos y miedos aprendidos.

La fobia es un temor extremo a una situación, objeto, animal o persona que no entraña peligro real. La persona, niño o adulto, encuentra su miedo absurdo pero no puede reducirlo mediante razonamiento.

Síntomas

Los síntomas que nos deben alertar sobre la necesidad de ayuda profesional son la aparición de un miedo excesivo y recurrente que nos impide realizar determinadas actividades a las que renunciamos evitando así la exposición a la situación temida. El origen de este miedo puede ser una situación de estrés prolongada en el tiempo o puede tratarse de una vivencia puntual que nos ha dejado una huella emocional profunda. También puede estar relacionada con el temperamento, la personalidad y la historia de vida de la persona.

El miedo, la fobia y la ansiedad tienen el mismo patrón de respuestas cognitivas, fisiológicas y motoras. En área fisiológica se puede producir sudor, palpitaciones, sequedad de boca, diarrea, desorientación o dificultad de respiración. En el área cognitiva existe una sensación emocional de temor o pánico producida por pensamientos catastrofistas que alarman a la persona. En el área motora se pueden producir temblores, encogimiento, paralización, escape, etcétera. Tengamos en cuenta junto a todo lo dicho que cada persona tiene un patrón de ansiedad específico que le caracteriza y que deberá conocer muy bien para hacer frente a esta ansiedad tanto si está presente como síntoma como si ha crecido hacia un trastorno específico de ansiedad o miedo.

Tratamiento

Reúno toda la información del paciente y la ordeno para seguidamente explicársela y dotarle de un conocimiento científico de lo que le sucede para que comprenda su problema. En algunos casos con esta información confirmo la existencia de un trastorno específico. Desde este punto, empleo técnicas de exposición a lo que la persona teme para que vaya comprobando con su propia experiencia que sus temores son infundados y que puede superarlos. Junto a las técnicas de exposición, empleo otras de relajación y distracción cognitiva para que la persona aprenda a calmarse. Empleo herramientas de la ciencia del yoga como la meditación y la respiración consciente para enseñar al paciente a ganar control mental y emocional. La clave del proceso de recuperación es en este caso posibilitar de varios modos un “aprendizaje vivencial” y emocional que le fortalece de diferentes formas.

Nota: véase también, si procede, trastornos específicos de la ansiedad: fobia simple, crisis de angustia y ansiedad generalizada.

Contactame

¿Tienes problemas de ansiedad, miedos y fobias en adultos?

No dudes en contactarme para tratar estos problemas
Contactame

Temas Relacionados:

Ansiedad y Depresión
Déficit de Autoestima, Frustración y Desesperanza