Trastorno Postraumático

Descripción

Lo encuadramos dentro de los trastornos de ansiedad según clasificación del DSM IV y surge en algunas personas como consecuencia de una experiencia que la persona ha vivido como catastrófica. Una catástrofe excede la capacidad de estrategias que posee el individuo, su capacidad de ajuste, de recursos sociales y psicológicos creando un fuerte estrés en la mayoría de las personas.

Las circunstancias que pueden provocar este trastorno son muchas. Selecciono algunos ejemplos:

  • Malos tratos, torturas y amenazas de muerte.
  • Guerras y catástrofes naturales.
  • Agresiones, violaciones.
  • Diagnósticos de enfermedades graves.
  • Accidentes con consecuencias dramáticas.
  • Muertes y pérdidas de seres queridos o próximos.

Síntomas

La persona tiene recuerdos dolorosos e intrusivos del acontecimiento, sueños o pesadillas recurrentes donde reaparece el suceso. Se observa una menor capacidad para responder al mundo exterior y una capacidad reducida de expresar emociones. Algunas personas permanecen en estado continuo de alerta, hipervigilantes, con dificultad de concentración y pérdidas de memoria. En ocasiones aparecen sentimientos de culpa por haber sobrevivido o por no haber sabido actuar mejor. En los niños aparecen juegos o dibujos relacionados con el hecho traumático, nerviosismo y compulsiones. La evitación fóbica de las situaciones o actividades que recuerdan o simbolizan el trauma original puede dar lugar a una incapacidad laboral, recreativa o personal.

Las alteraciones de este trastorno dependerán de la intensidad del trauma, del pasado y la personalidad de la persona, de su equilibrio emocional, de la edad, el sexo, sus recursos psicológicos, sociales y familiares.

Tratamiento

En tratamientos estándar se seguirá este orden de trabajo:

  • Expresión emocional de la persona afectada.
  • Crear apoyo, comprensión y empatía.
  • Información y explicación del trastorno y sus repercusiones.
  • Reestructurar errores de pensamiento.
  • Ayudar a la persona a realizar una interpretación realista de lo sucedido.
  • Exposición gradual a estímulos fóbicos (temidos).
  • Saciación provocada mediante el relato repetido de lo sucedido.
  • Técnicas reductoras de pensamientos inadecuados.
  • Recuperación de la vida normal.
  • Entrenamiento en el manejo de la ansiedad mediante las técnicas oportunas.
  • Entrenamiento en comunicación y conducta asertiva.
  • Prevención de recaídas.

La intervención con víctimas en crisis y con tiempo reducido:

  • Permitir relatar la experiencia las veces necesarias y al ritmo de la persona.
  • Ofrecer comprensión sobre cómo se siente.
  • Resolver las cuestiones prioritarias.
  • Ayudar a resolver los problemas prácticos: médicos, abogados, policía…
  • Dar información contraria a las falsas creencias.
  • Procurar distanciar a la persona de los procesos emocionales.
  • Reestructurar la vergüenza y la culpa.
  • Crear estrategias para superar los miedos.
  • El psicólogo responderá a las peticiones de los afectados.
  • Explicar casos parecidos, cómo se han sentido y cómo lo han superado.
  • Ofrecer el problema con perspectiva.
  • Enseñar técnica de relajación específica y personalizada para enfrentarse con la ansiedad del momento.
Contactame

¿Sufres Estrés Postraumatico?

No dudes en contactarme para tratar los problemas
Contactame

Temas Relacionados: