Déficit de Atención

Descripción

El déficit de atención es una dificultad persistente para seleccionar la información relevante, obviando los estímulos irrelevantes, y para mantener la atención en una misma actividad el tiempo necesario para realizarla y poder reorientar la atención hacia otro estímulo.

Síntomas

Son niños desorganizados y distraídos que no completan sus tareas y que presentan los trabajos sucios, poco cuidados, con frecuencia rotos o deteriorados y con tachones, se olvidan de hacer las tareas y con frecuencia pierden el material. El niño que sufre este déficit atencional presenta varias dificultades en sus habilidades cognitivas que describimos a continuación:

  • Dificultades para diferenciar lo principal de lo secundario.
  • Dificultades para atender estímulos simultáneamente.
  • Cuando damos más de una instrucción cometen errores.
  • Problemas para comprender las indicaciones.
  • Dificultades para memorizar y aprender.
  • Pasan de un estímulo a otro sin haber acabado su análisis.
  • Dificultades para atender y comprender sus propios estímulos, así como para organizar sus pensamientos.
  • Les cuesta percibir los detalles.

Tratamiento

El tratamiento lo realizaremos en torno a cuatro áreas:

  • Control de los estímulos.
  • Supervisarle y enseñarle a auto supervisarse.
  • Mejorar la forma de dar las órdenes.
  • Dividir las tareas.
  • Aumentar su motivación.

 

Control de estímulos

En todos los ámbitos del niño donde sea posible hemos de controlar los estímulos. En el colegio hablaremos con el tutor para que traslade a los profesores las siguientes estrategias y en casa instruiremos a los padres para que las pongan en práctica.

  • En la clase le sentaremos cerca del profesor y le pediremos que mencione su nombre, le dé pequeños toques en la espalda para evitar que se distraiga y le pida que le repita lo que hay que hacer o las instrucciones que él o ella ha dado.
  • Tanto en clase como en casa, cuando esté haciendo sus deberes disminuiremos los estímulos irrelevantes colocándolos fuera de su vista.
  • Pondremos la información de manera explícita utilizando pistas y recordatorios pues estos niños utilizan mal la información en sus mentes.
  • Emplearemos marcadores de tiempo convirtiendo este en algo real y perceptible como relojes, temporizadores, cronómetros y relojes de arena.

Supervisión en clase

Le propondremos al tutor que implemente las siguientes estrategias:

  • Establecer rutinas estructurando el funcionamiento de las clases.
  • Dar cinco minutos a toda la clase para organizar el material necesario.
  • Avisar con tiempo de los cambios en relación con las rutinas.
  • Destacar los aspectos más importantes del problema o tarea para facilitar su comprensión su realización y, en su caso, su resolución.
  • Asignar “compañeros de supervisión” que les informan de inmediato y disminuyen la dedicación del profesor.
  • Facilitar la ayuda al compañero con dificultades y permitirle a este que participe en la organización de la clase con alguna responsabilidad.

Mejorar la forma de dar órdenes

Enseñaremos a los padres a dar las instrucciones de forma breve, clara y concisa. Si es necesario le daremos las instrucciones por escrito y le pediremos que nos repita la propia instrucción.

Enseñaremos al niño el uso de auto instrucciones para focalizar su atención en la tarea y en los pasos a seguir si fuera necesario apoyándose en dibujos o esquemas.

División de tareas

Dividiremos las tareas en pequeños pasos para que puedan hacer aprendizajes breves que su capacidad atencional pueda asumir. Con tareas cortas conseguimos que el niño no se canse, no entre en la monotonía ni se distraiga.

Planificaremos sus acciones organizando su trabajo y descansos para posteriormente enseñarle a planificar sus tareas él solo.

Aumento de su motivación

  • En clase adecuaremos las actividades a sus posibilidades empleando materiales atractivos.
  • Le recompensaremos de forma inmediata con palabras y gestos afectuosos y premiaremos las conductas adecuadas y aquellas que se aproximen y supongan un esfuerzo por su parte.
  • Le informaremos con frecuencia de sus acciones y progresos así como de sus dificultades y errores.
  • Comenzaremos por los premios empleando los castigos muy ocasionalmente y con prudencia ya que son chicos que están más castigados que
Contactame

¿Tu hijo tiene problemas de Déficit de Atención?

No dudes en contactarme para tratar problemas de Déficit de Atención
Contactame

Temas Relacionados: